Libro del mes

Seguidores

Colaboramos con:

Penguin

vyr
martes, 11 de noviembre de 2014

Reseña: Defense Devil. El infierno nos defiende.

 

Título: Defense Devil

Argumento: Youn In-Wan

Ilustración: Yang Kyung-Il

Editorial: Panini Manga México

Precio: $69


Sinópsis

¿Atorado en el limbo? ¿Te enviaran al infierno y eres inocente?


 Se dice que los abogados bien podrían ser enviados del infierno, pero Kucabara, no es precisamente un abogado que envió el averno para darnos una segunda oportunidad.

Kucabara es un defensor de las almas, aunque un demonio al final, es un príncipe del infierno que fue desterrado, por su propio padre, de los círculos más altos de  seres malignos, por poseer una inusual empatía con los humanos. Su propósito es regresar con su familia, pero le han quitado su materia obscura, que lo hace fuerte y poderoso, ahora tiene que pepenar por trabajos pequeños a cambio de un poco de esa sustancia.

Junto a su fiel y grosero sirviente, Bichula, esperan a las pobres animas que fueron erróneamente enviadas al purgatorio, les ofrece un contrato, en el cual se estipula, que él encontrara la evidencia para demostrar su inocencia, el pago es la materia obscura, que el cliente expide, esta se le debe otorgar a Kucabara cuando el caso haya tenido éxito, si es el caso, el usuario regresara a la vida, al momento en el que ocurrió su muerte. Para que este defensor demoníaco pueda entrar en acción, el espíritu, del presunto pecador, tiene que firmar el acuerdo, a veces los ayuda a tomar la decisión más rápido, vistiendo a Bichula de shinigami, otras los mismos shinigamis, como Sugal y Meyer, llegan a acelerar el proceso.

 Así que no te preocupes si de pronto terminas en un lugar inhóspito y obscuro, seguro te encuentras a este singular abogado defensor, que hará lo imposible por cumplir con su promesa, porque bueno, si no lo hace, se verá en grandes líos con los dioses de la muerte.

Opinión


La reseña, de manga, anterior nos pusimos rosas, dulces y nos travestimos un poco (bueno, tal vez solo yo), así que ahora toca leer un shonen, así nos bajamos el azúcar. Para empezar, un shonen, es un género de manga, el cual se enfoca a un público masculino, aunque a veces las mujeres nos sentimos atraídas por estas historias de acción y aventura, en lo personal creo que son más divertidas.

Regresando al tema, Defense Devil tiene una historia que combina lo sobrenatural con la acción, Kucabara, a mi parecer, es un demonio con bastantes sentimientos humanos, de hecho a lo largo del relato, pareciera ser que hace las cosas más por salvar almas que por acumular materia obscura.


La resolución de los problemas, al principio, no me convence del todo, pues pareciera ser que gana los casos por pura suerte y además con recursos escasos, sin embargo conforme avanzan los capítulos, este peculiar abogado tendrá ayuda, no tan confiable, pero al fin y al cabo algo es algo, su amiga, jefa y vendedora Elimona, una monja exorcista llamada Idamaria y su pequeño hermano Legato.

Al diseño de personajes no puedo pedirle más, los trazos del cabello, los accesorios y la ropa encajan bien con la personalidad y las habilidades de los protagonistas, mientras que la portada y su interior tienen un proyecto interesante, pues en la cubierta exterior se presentan a los personajes principales, mientras que la interior encontramos a los secundarios, lo cual hace un juego de coleccionar portadas. Realmente los autores supieron coordinarse con este trabajo, no me sorprendería que tuviera éxito en México, es un shonen increíble que no puede aburrirte.


                                     
                                                                 Puntuación: 4/5

                                           

P.D. ¿Qué dijeron? "Ya nos libramos de Jay" Pues ¡NO! *risa macabra* Y no, no andaba de vacaciones ni estaba de vaga ni evitaba la página, la universidad es el verdadero averno del conocimiento y entre mis profesores se encuentran: Luzbel, Leviatán, Satanás y el mismísimo Lucifer *inserte Fortuna Imperatrix Mundi- Carmina Burana*

0 comentarios: