Libro del mes

Seguidores

Colaboramos con:

Penguin

vyr
viernes, 17 de abril de 2015

Reseña ~Ginebra, reina del país del verano (Camelot #1)

"¡Pendragón significa de reyes, señor de todos los bretones!"


Titulo: Ginebra, reina del país del verano
Autor: Rosalind Miles
Editorial: Debolsillo/PRH
Páginas: 480
Libro: 1/3













Sinopsis:

Ginebra lleva una vida plácida y feliz en la mítica Camelot, en el País del Verano. Su dicha aumenta cuando, pese a la oposición de Merlín, se casa con el joven -pero sabio- rey Arturo. Sin embargo, desde el trágico día en que su hijo de siete años falleció como consecuencia de un accidente, la relación con su marido se ha deteriorado, ya que nunca ha sido capaz de perdonarlo. A su vez, el reino también ha perdido el equilibrio: los caballeros de la Tabla Redonda están divididos en dos bandos, los enemigos de Camelot urden un plan para derrocar al rey, y aparece Lanzarote, el misterioso caballero que cambiará la vida de la reina para siempre.

Ginebra, reina del País del Verano narra las peripecias y vicisitudes de esta legendaria y apasionada soberana que conquistó el corazón de muchos hombres aunque sólo uno de ellos fue verdadero amor.

Reseña:

La historia empezó muy bien, que hasta me atrapó enseguida, pero pasando la mitad se fue por la borda.

La novela empieza con Arturo y Merlín, el mago lo acaba de proclamar rey porque fue capaz de sacar una espada enterrada en una piedra, y según el verdadero heredero de Bretaña sería el único de hacerse con la espada.

El rey Arturo tiene un gran trabajo por delante, después de la muerte de Uther Pendragón el reino se encuentra mutilado, todo mundo quiere hacerse del trono, el rey Lot tiene bajo su control El reino del Medio, y con esto varios reyes más a su servicio, varios de éstos no aceptan al chico de Merlín como su monarca, al creerlo bastardo, y ser el protegido del mago (Merlín no tiene tan buena reputación), pero rápidamente Arturo se gana la lealtad de varios de sus súbditos, que le ayudarán a restaurar Bretaña.

Hay un país que no está bajo el dominio de Lot, el país del Verano. En ese lugar las mujeres son las gobernantes, tiene sus propias leyes, y hasta su propia Diosa. Arturo cree es mejor tener de aliado que de enemigo al país del Verano, y ha escuchado de la actual reina Ginebra y afirma que la mejor forma de reforzar esa alianza es con una boda, se dirige con sus más fieles caballeros hacia el país de las reinas para proponerle nupcias, la reina acepta porque cree que el rey es el amor de su vida y Camelot y el Reino del Medio empiezan a prosperar.  

Pero la paz y la tranquilidad  no son eternas. La hermana de Arturo: Morgana empieza a verse involucrada en algunos sucesos bastante perturbadores, los sajones están por atacar, Amir el hijo de Ginebra muere en la guerra y su relación con el rey empieza a resquebrajarse (siente que ya no lo ama porque por su equivocación murió su primogénito) , y aparece un nuevo caballero a jurar lealtad a la reina, Lanzalote, por quien siente atracción, y es su nuevo "amor mio".

Los personajes principales podrían haber sido muy buenos, Ginebra descendiente de un linaje de reinas. Fue una idea genial agregar eso a los mitos arturicos, una reina a la talla del rey, o en este caso un rey a la talla de la reina. Ginebra prometía demasiado pero fue un personaje que en ningún momento me pareció que gobernara a lado de Arturo, como fue su deseo ni en la guerra proporcionaba nada, más era un bonito adorno, y cuando apareció Lanzalote tantito peor con sus dilemas mentales, Merlín, el mago más famoso de todos los tiempos solo era un viejo cascarrabias, obsesionado con la idea que Betraña debe ser de un Pendragón. Arturo igual que su esposa se la pasan sollozando casi toda la novela. El hada Morgana, del montón de personajes es el más rescatable, todo el misterio, y la locura que la rodean fue muy bueno.

El libro tiene varios puntos de vista y algunas subtramas, como la "pelea" entre la nueva religión cristiana y los dioses "paganos", en especial el culto a la Diosa, según va en contra de todo lo el único "Dios verdadero" manda a la mujer, eso me pareció genial. El tema de las religiones, es de mis temas favoritos y me gustó como lo desarrollo la escritora.

En conclusión puedo decir que si los personajes no me hubieran decepcionado, amaría este libro, aunque Rosalind Miles cambió algunas cosas del mito, podría pasar como buena historia.

Puntuación:



2 comentarios:

RocíoG dijo...

No me llama mucho, para las leyendas artúricas prefiero las fuentes clásicas, Tennyson, Malory,... no creo que me gustase mucho.

Besooss!!

Krizz Dragneel dijo...

Es una "versión" de la autora, aunque también prefiero las "originales", tienen menos drama.